Cuando llegue a Singapore, lo que mas me llamo la atención fue la limpieza y la modernidad, pero por error, llegue en la noche a “el barrio rojo de Santiago” y me encontre en la mitad de un suburbio donde en cada rincón de la calle, había una persona hablando por telefono parado justo al frente de unos locales oscuros que anunciaban el nombre del local en letras indescifrables.

Si vas solo, lo unico que vas a escuchar de estas personas es: YOUNG GIRLS, YOUNG GIRLS !!!

Un lugar lleno de prostíbulos tránsfugos donde la droga se vende y compra como si fuera pan.

Así que ya saben, será el pais mas limpio y moderno del mundo pero no absento de los problemas sociables del mundo actual como la pobreza, que lleva con sigo la prostitución, delincuencia y la droga entre otros.

Saludos